SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN

 El ordenador puede ser considerado como el talón de Aquiles de la Sociedad Post Industrial. Su aparición data de principios de los años 50 y en los años 60 fue cuando en Alemania y Estados Unidos, se dan las primeras noticias de abusos informáticos.

 En México la historia del Internet no es muy lejana pues se remonta hacia 1987 y, en 1992 se crea MEXNET para promover los servicios de Internet en México. En el año de 1994 la World Wide Web (WWW) llega a México y el Instituto de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) desarrolla su página principal en forma experimental. Por su parte la Universidad de las Américas (UDLA) desarrolla su Mosaic1también como prueba, y en de igual forma la Universidad de Guadalajara (UDG) de igual manera crea el suyo, mostrando en él arte y cultura mexicana.

 Enrique Rovira del Canto2 menciona que existen autores que en busca de diferenciar los avances tecnológicos a partir de la Segunda Guerra Mundial, hacen una clasificación en donde la primera etapa abarca hasta los inicios de los años 80, con el uso de forma masiva de las PC; una segunda época que es a partir de los años 90 a la época actual y que se caracteriza por la digitalización de la tecnología y por la aparición de una nueva sociedad, llamada una sociedad digital, que se trata de una cibercultura que se mueve en un ciberespacio en donde cada sujeto puede ser emisor y receptor de los medios de comunicación.

 Es en 1995 cuando Internet dejó ver la importante herramienta que sería en un futuro y que en un principio no había percibido Microsoft pero sí Netscape.3 Después de una pequeña batalla que inició en Silicon Valley, con el lanzamiento de Microsoft Internet Explorer 4.0 se logró vencer a Netscape, y sus fundadores pasaron a AOL. Sin embargo por la competencia desleal utilizada por Microsoft para sobrepasar a sus oponentes, en el año 2000 los tribunales del gobierno de los Estados Unidos lo declararon culpable y lo cual ocasionó que su fundador Bill Gates dejará su presidencia, poniéndola en manos de su vicepresidente y se dedicara a actividades filantrópicas a través de su Fundación Gates.

 La revolución digital impulsada por los motores de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), ha cambiado fundamentalmente la manera en que la gente piensa, actúa, comunica, trabaja y gana dinero. El concepto de sociedad de la información (también llamada sociedad digital) se comenzó a utilizar en los años 80 con la expansión de las tecnologías digitales como medio de comunicación entre los individuos.

 En nuestro país rápidamente se expandió la economía basada en la tecnología, ya que tanto el contenido, su velocidad y la extraterritorialidad permitían que se erigiera un nuevo esquema social; traduciéndose de esta forma en una especie de segunda Revolución Industrial y pasar de la mano del hombre a las máquinas, al aprovechamiento máximo de los avances tecnológicos preferentemente al intelecto humano.

 Por otro lado, autores como Raúl Trejo, menciona ciertas características que en su opinión identifican a una sociedad de la información:4

 En primer lugar hace referencia a una exhuberancia de la red, toda vez que ésta es muy grande y diversa la cantidad de información que existe en ella, y que dentro de su escenario nos desenvolvemos todos los días.

 De igual manera habla de una omnipresencia,refiriéndose a que los nuevos instrumentos de información y sus contenidos, se encuentran dentro del escenario público contemporáneo y también de nuestra vida privada. Ejemplo de ello es la radio, la televisión a blanco y negro, las cartas atravesando grandes distancias y demorando mucho tiempo en llegar al destinatario y que gracias a los avances tecnológicos eso ha cambiado; incluso las nuevas generaciones ya n forma innata manejan estos adelantos.

 Los medios de comunicación se han convertido en el espacio de interacción social por excelencia, que es lo conocido como Sociedad de la Información. Aunque por supuesto eso trae como consecuencia mayores facilidades para la comisión de algún acto ilícito.

 En ese orden de ideas estas dos características provocan que se considere una masificación de este fenómeno, lo llamamos fenómeno toda vez que es algo que no involucra solamente a una comunidad, sino que es a nivel mundial que la mayoría de los habitantes de la Tierra se desenvuelven dentro de estos sistemas, su número cada vez es mayor y la inclusión en todos los ámbitos de la actividad humana es impresionante.

 También se caracteriza por una irradiación, debido al alcance en el intercambio de cualquier tipo de datos, información, mensajes, haciendo que la distancia sea casi ilimitada dentro de la Sociedad de la Información.

 Actualmente tanto en nuestro país como en los demás Estados, se usa enviar un correo electrónico para ponernos en contacto con una persona e incluso, con alguien a quien posiblemente no conocemos y en un país del que desconozcamos su exacta ubicación.

 Otra particularidad es la velocidad, esto es porque ya no es necesario esperar varios días para recibir respuesta sobre un mensaje sino que la comunicación se ha vuelto instantánea. Es decir sin importar la distancia, podemos comunicarnos y recibir respuesta casi de manera inmediata.

 Asimismo se encuentra una multilateralidad/ centralidad, es decir que estos avances tecnológicos permiten recibir información de cualquier parte del mundo. Sin embargo el contenido suele ser elaborado en las metrópolis culturales, por ejemplo las páginas más visitadas son de origen estadounidense y todavía, el país con más usuarios de la red de redes sigue siendo tal Nación.

 De la misma forma se puede hablar de una interactividad / unilateralidad, ya que si bien es cierto los nuevos instrumentos permiten que sus usuarios sean consumidores, también lo es que pueden ser productores de sus propios mensajes. En el Internet podemos conocer contenidos de toda índole y, junto con ello, contribuir nosotros mismos a incrementar el caudal de datos disponible en la red de redes. No obstante esa capacidad del Internet sigue siendo poco utilizada y la gran mayoría de sus usuarios son consumidores pasivos de los contenidos que ya existen en la red.

 En la actualidad y México es partícipe de ello esto ha cambiado, efectivamente existen muchos usuarios utilizando la red exclusivamente para obtener información, no obstante a partir del año 2005 surgieron sitios como Myspace, YouTube o no sin olvidarnos de uno que especialmente en la actualidad tiene gran fuerza, Facebook. Estos últimos tienen como objetivo principal que sus usuarios interactúen, se interrelacionen, se comuniquen ya sea a través de mensajes, videos o música. Es decir además de obtener en línea lo que buscan, de igual forma pueden crear y compartir con los demás.

 Asimismo se alude a cierta desigualdad, debido a que el contenido de la red de redes como es conocido Internet, es demasiado amplio. Hay quienes han creído que las deficiencias que existen en la educación u otro intercambio de comunicación se pueden resolver por este medio, pero desafortunadamente no es así.

 Mientras las naciones más industrializadas extienden el acceso a la red de redes en grandes porcentajes hacia sus ciudadanos, Internet sigue siendo ajena a casi la totalidad de la gente en los países más pobres, e incluso en zonas o entre segmentos de la población marginados aún en los países más desarrollados.

 La heterogeneidadsignifica que en la red es muy fácil duplicar y multiplicar opiniones, pensamientos o actitudes que se encuentran presentes en la sociedad. Por supuesto tal y como sucede en el mundo real, en el virtual se pueden dar todo tipo de manifestaciones pudiendo llegar a ser exageradas, agresivas, falsas e incómodas.

 A su vez se encuentra una desorientaciónya que la cantidad de información a la que tenemos acceso a través de Internet es tan grande, que para poder ser una gran herramienta para obtener información, la utilización de la red requiere destrezas que van más allá de la habilidad para abrir un programa o poner en marcha un equipo de cómputo. Se necesitan aprendizajes específicos para elegir entre aquello que nos resulta útil y lo mucho de lo que podemos prescindir. En otras palabras, saber buscar lo que nos es útil y poder distinguir lo que no lo es.

 Aunque efectivamente lo anterior implica cierta desorientación al no saber el cómo y el dónde buscar, en nuestra opinión tal vez resulta más correcto denominarlo “Incultura técnica”, en razón a que esto último se debe al poco conocimiento que se tiene en este tema por parte de muchas personas y no una desorientación propiamente dicha.

 Por último encontramos que se considera la existencia de una Ciudadanía pasiva. Esto significa que la actividad comercial, es decir el consumo y el intercambio mercantil tienen cierto dominio sobre la creatividad o reflexión que puede generar su contenido.

 Esto hace que se olvide un poco la finalidad inicial que tuvo la red de permitir la comunicación e investigación por medio de ésta a grandes distancias. Ejemplo de lo anterior podría ser lo ocurrido en 1995 con Yahoo y Excite. Ambos navegadores iniciaron dando el servicio de buscadores de información en la red, pero ante la necesidad de generar ganancias y la gran respuesta por parte de los usuarios multiplicando sus consultas, para poder seguir brindando el servicio se vieron en la necesidad de aceptar la publicación de diferentes promocionales, a tal grado que terminaron dándole más espacio a estos últimos y se olvidaron un poco de su finalidad original como buscadores de información abriéndole paso a Google.

 En términos coloquiales se puede decir que, mientras lo que sea publicado en la red se venda y guste a las personas que por ahí navegan… ¡Qué importa de qué se trate!

 En nuestra opinión respecto a la característica antes mencionada de la unilateralidad de esta Sociedad de la Información, hoy en día no se puede hablar de una pasividad de los usuarios de la red; esto en razón a que si bien es cierto hay muchos usuarios que no reflexionan sobre el contenido que encuentran en la red y lo toman como verdad absoluta, el simple hecho de poder interactuar y crear en la misma les otorga cierta actividad dentro de ella, al mismo tiempo que fomenta que se siga utilizando cada vez más la red y no se enfoque exclusivamente el aspecto comercial, nuevamente citamos el ejemplo del intercambio de videos o música.

 Asimismo y una vez expuestas estas particularidades que son consideradas como pertenecientes a toda Sociedad de la Información, nuestra perspectiva difiere un poco de lo arriba citado; toda vez que en primer lugar todas ellas hacen referencia a la carretera de la información, es decir al Internet. Si bien es cierto es un gran avance de la tecnología que permite a la sociedad utilizar este desarrollo, para realizar diversas actividades, también lo es que es simplemente el medio conductor que actualmente se usa, pero no es la información per se ni tampoco es una característica de ella.

 Ahora bien en ese contexto posiblemente la exhuberancia, la omnipresencia y la irradiación a que se hace referencia, se podrían reducir a la posibilidad de unadifusión y transmisión de información de manera abundante, que define mejor y de una forma más clara los adjetivos a los que alude el autor citado para identificar esta clasificación que menciona de sociedad.

 La velocidad ciertamente es una característica que proporciona el Internet hoy en día, sin embargo reiteramos de nueva forma que ésta es una particularidad de aquél más no de la información, por lo que no se puede catalogar como un indicativo de dicha comunidad.

 Por lo que hace a la centralidad, en efecto gran parte de la información de la que se tiene acceso en la red es de Estados Unidos, sin embargo en primer lugar eso no indica que sea el único sitio que produzca información, ni mucho menos que se trate de una centralización, sino que el resto de los países no publican la misma cantidad de información o más aún que no tienen la posibilidad de realizar esa difusión.

 Respecto a la unilateralidad y a la ciudadanía pasiva hacen referencia al medio de transmisión y difusión de la información que es el Internet, más no a aquélla. La unilateralidad y la pasividad de la ciudadanía respecto a la información, no puede considerarse como una característica de esta sociedad puesto que de forma contraria a éstas, una sociedad que se caracterice por estar ampliamente informatizada va a fomentar en todo momento la difusión y transmisión de la información.

 Además como se mencionó en párrafos anteriores, es cierto que en un principio del Internet como conducto de difusión y transmisión de datos, por medio de la red la población mundial de ese entonces encuadraba perfectamente con esas peculiaridades; no obstante dicha situación actualmente ha cambiado casi por completo, para ello se vuelve a citar los ejemplos como You Tube o Facebook.

 Nuestra perspectiva es que éstas no pueden ser consideradas como características de la sociedad de la información, pues en primer lugar no hacen referencia a la sociedad dentro de la información sino a un conducto transmisor y difusor de ella, aunado a que las individualidades de los sujetos que utilizaban este medio en un principio a las que los distinguen hoy en día son distintas.

 Por otra parte en nuestro país, es durante la administración del presidente Vicente Fox Quesada y aún cuando ya anteriormente se había comenzado con esta labor, se mostró un fomento en la transformación de la administración pública por medio del uso de tecnologías digitales y se estableció el programa e-México, para permitir una comunicación entre los ciudadanos y el gobierno. Así a partir del año 2000 es que se consolida este programa que busca la creación de una infraestructura informática que permita brindar a la ciudadanía oportunidades de desarrollo El incremento en el uso de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) al igual que los aspectos económicos y políticos ocasionaron la creación del programa e gobierno, cuyo objetivo fueron las tecnologías que sustituirían el trabajo humano y la entrada de empresas interesadas en ampliar sus mercados.

 Asimismo un factor político y social que refleja la importancia que puede alcanzar la información y que es uno de los aspectos que hacen que se considere la existencia de una Sociedad de la Información, es que ésta puede representar una forma de control social. En este sentido el Dr. Gabriel Andrés Cámpoli se refiere a esto de manera muy sencilla: “la parte que me resulta útil para mis fines la hago conocer y la otra parte que considero que la opinión pública deba conocer me la reservo”.5

 Por ejemplo en muchas ocasiones nos hemos encontrado con casos en donde se manipula a la gente, dándoles una información que ocasiona una manifestación o una huelga, no obstante al mismo tiempo se les oculta otra que evitaría dicho levantamiento. Muestra de ello son las declaraciones de Manuel Andrés López Obrador que ocasionaron varios movimientos por parte de la población.

 Cámpoli opina que más que una masificación del fenómeno, se trata de que la sociedad está inmersa en un proceso de cambio de actitudes hacia determinados valores y que, con la escasa relación entre los equipos informáticos y los habitantes además de la existencia de otras prioridades en la cabeza de cada individuo, permite afirmar que en la mayoría de los casos, los temas de alta tecnología son sólo para una elite o minoría selecta que tiene acceso a la misma y a los beneficios que ella brinda.6

 Por el contrario Rovira del Canto a este respecto nos habla de que hoy en día tanto las relaciones comerciales, como la sociedad en general dependen de un alto grado de eficiencia y seguridad de las tecnologías de la información. Lo cual nos permite deducir que, en efecto se está en presencia de una gran masificación del fenómeno tecnológico.

 En nuestra opinión nos pronunciamos de acuerdo con este último criterio, un ejemplo de lo anterior se puede encontrar en la educación, en la cual la tecnología desempeña cada día mayor trascendencia para su difusión o bien el ocio de los niños y jóvenes, ya sea por medio de los video juegos o películas.

 Asimismo se hallan las transacciones de dinero, controles marítimo y aéreo, supervisión médica, entre otros que dependen en gran medida de los sistemas informáticos; debido a ello es que actualmente se habla de una masificación y no simplemente de un fenómeno en transición. Por lo tanto la seguridad en todos los ordenadores y sistemas, así como su protección frente a la delincuencia informática, se convierten en una cuestión esencial e importante en los aspectos social y legal de cada sociedad.

 Si bien es cierto siempre van a existir diversas preferencias para cada sujeto, dependiendo de las necesidades que tenga y también de los valores culturales que se le hayan inculcado familiar y socialmente, también lo es que en ocasiones ambos se encuentran inevitablemente relacionados con la tecnología. Muestra de ello está en una persona que necesita un trasplante de corazón y un familiar suyo aún en contra de sus creencias religiosas, por los grandes avances que ha sabido que ha tenido la tecnología para practicar éstos en forma exitosa autoriza que se realice.

 La evolución que han tenido las TIC a través del tiempo y que han traído como consecuencia el que estos avances sean utilizados en todos los ámbitos de la vida cotidiana del hombre, tal como la ciencia, las comunicaciones, la enseñanza, la salud, el entretenimiento, etc., se traducen en cambios en la sociedad vinculados con la forma de trabajo, interacción y comunicación entre los diversos sectores sociales.

 En los últimos años se ha percibido que tanto el gobierno como el sector privado, sociedad civil, instituciones internacionales y regionales, han fomentado el uso de productos y servicios basados en las tecnologías de la información y las comunicaciones, tal y como se prevé en la Declaración de Principios de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI) celebrada en Ginebra, Suiza en diciembre de 2003.

 Los grandes y continuos avances en los ámbitos de la informática y su mayor inclusión en todos los aspectos de la vida cotidiana del hombre, hacen que sea más amplio y peligroso cualquier mal empleo o abuso en el manejo de esta última.

 No obstante, como se manifestó con anterioridad, el gobierno ha aplicado una estrategia a través de la Secretaría de la Función Pública, de un gobierno electrónico encaminado a la transparencia en las administraciones públicas de todos los órdenes. En este sentido el gobierno es responsable de la formulación y aplicación de una estrategia nacional planteada a futuro, mientras que el sector privado y la sociedad civil de la elaboración de este plan a través del diálogo con los gobiernos.

 En este contexto algunos expertos y estudiosos pugnan porque nuestro país defienda ante la CMSI:7

 La consideración de las Tecnologías de la Información y la Comunicación y la sociedad de la Información como el derecho humano a la comunic ación, la dignidad humana, es decir los derechos humanos en su conjunto

 Los medios de propiedad ciudadana y medios públicos accedan al Fondo de Solidaridad Digital facilitándoles el equipo para la Sociedad Tecnológica y su capacitación

Fortalecer la infraestructura y crear nuevas para que la población vulnerable pueda acceder a las nuevas tecnologías permitiéndoles construir sus contenidos de acuerdo a sus necesidades locales

 Establecer políticas públicas para fomentar la tecnología apropiada a cada localidad

 Facilitar la convergencia tecnológica

 Realizar propuestas que realicen un balance entre los derechos de explotación comercial de productos con propiedad intelectual y la necesidad de los usuarios de tener libre acceso al conocimiento, la ciencia, la tecnología y las humanidades

 Reconocimiento del potencial del software libre y su fomento para lograr los objetivos de desarrollo del milenio

 En relación con la consideración de las TIC y la sociedad de la información siempre observando los derechos humanos, es de vital importancia ya que es muy fácil vulnerar cualquiera de ellos a través de estos medios. Por ejemplo si se altera la información contenida en la base de datos de un hospital se puede modificar o suprimir la dosis de un medicamento que se le tenga que administrar a un paciente, vulnerándose así el derecho a la salud del sujeto. Ahora si se plantea esta misma situación a nivel de una colectividad, es decir en contra de la población hospitalaria de una Nación, ¿estamos en presencia de un acto terrorista?

 Por lo que toca al segundo punto que refiere a la facilitación por medio de un Fondo de Solidaridad del equipo tecnológico y la capacitación en éste, es uno de los puntos que se buscan en la Sociedad de la Información. Esto ya que no simplemente se quiere que todo mundo tenga acceso a los avances que brinda la tecnología sino que además se pretende que la población independientemente del uso o consumo de esta última se impulse a que creen, investiguen e innoven en ella.

 Ahora respecto a los tres siguientes puntos se vinculan ampliamente con la anterior ya que como se dijo con anterioridad, se intenta hacer llegar al mayor número de población posible las nuevas tecnologías de forma eficiente y plena, así como capacitar a la gente en su uso y fomentar su participación en el desarrollo que tenga. Sin embargo por ello es que se debe defender y procurar que toda comunidad, por más lejana que se encuentre tenga por lo menos el mínimo acceso a estos avances y no suceda como con la educación, que hay niños que tienen que caminar grandes distancias para poder llegar a un lugar en donde puedan recibir un poco de instrucción.

 En relación al hecho de la realización de propuestas que permitan proteger los derechos de propiedad intelectual sobre el software con el derecho al libre acceso a la ciencia, conocimiento, tecnología, estos aspectos necesitan tanto de una regulación adecuada como de una cultura en la que se siembre el respeto hacia los derechos de los autores de los programas de software que permiten el acceso a esta información.

 Por otro lado el último punto de la misma manera se encuentra relacionado con el anterior, pues en la medida en que se utilice el software y se provoque el respeto de los derechos de sus creadores, se les está dando un reconocimiento. Sin embargo su uso pleno y libre puede resultar contraproducente, toda vez que al mismo tiempo sería un poco contradictorio con lo buscado precedentemente, ya que al mismo tiempo animaría a algunas personas a su mal uso y por supuesto sin reparar en dicha observancia.

 Hace pocos años México se consideraba como la punta en cuanto al desarrollo económico en la región, no obstante hoy, Chile ha tomado ese liderazgo debido a que en el 2004 el gobierno conformó una gran agenda digital utilizando indicadores que permiten la masificación de las TIC para usarse en educación, gobierno, desarrollo empresarial y legislación.

 Ahora bien Ulrich Sieber8considera la existencia de tres cambios fundamentales que marcaron la evolución de la comunidad de mediados y finales del siglo XX e inicios del siglo XXI: El desarrollo desde la sociedad industrial a la sociedad de la información por medio de la revolución informática, el desarrollo de la sociedad de riesgos y la aparición de una sociedad global con pérdida de importancia de las fronteras nacionales.

 La primera tal y como se ha mencionado con anterioridad, está marcada por la creciente inclusión de los avances tecnológicos en cada ámbito de la vida cotidiana del hombre y que además, de cambiar la preferencia del trabajo humano al de las máquinas tal y como sucedió en la revolución industrial, se denomina como Sociedad de la Información toda vez que se ha tenido predilección por los avances tecnológicos frente a la actividad intelectual del individuo, así como el fomentar que la expansión de los avances tecnológicos sea cada vez mayor.

Una sociedad global de riesgos implica que el uso de los medios informáticos por esa enorme expansión y avances que tienen, genera un gran riesgo para los usuarios de éstos, aunado con su carácter transfronterizo ya que la acción puede producirse en un lugar y ocasionar sus resultados en uno distinto. En otras palabras debido a la gran propagación de la tecnología en cada rincón de la actividad del hombre y que al mismo tiempo los efectos de su uso no tienen límite territorial, traen como consecuencia un incremento en el riesgo promedio y que puede afectar a varios sectores a la vez gozando de impunidad.

 Asimismo su estructuración se refiere a que los avances mencionados precedentemente, han hecho que a nivel internacional no sólo se hagan operaciones mucho más rápidas sin importar la lejanía que exista sino que además, sea irrelevante la existencia de ésta para la realización de dichas actividades y desafortunadamente de igual forma, para atentar en su contra.

 También se le denomina así en virtud al impacto de estos avances tecnológicos no sólo a nivel territorial, sino en un ámbito internacional y en donde el uso de redes internacionales de telecomunicaciones además de hacer posible la realización de operaciones comerciales entre ciertas partes, permite que la delincuencia informática utilice el procesamiento de los datos para la comisión de un delito en un ordenador y a la vez los resultados se produzcan en el extranjero.

 Obviamente estos desarrollos tienen impacto en el ámbito del Derecho, en este caso del Derecho Penal. Esto en razón a que el mal uso o abuso de las TIC hace que éstas puedan aprovecharse por parte de los delincuentes, que por su especialización reciben el nombre de delincuencia informática.

Una sociedad de la información al tener su fundamento en la informática y en las nuevas tecnologías, requiere de una constante evolución y cambios como la digitalización o los espacios virtuales, que a su vez implican una previsión legislativa, como adecuaciones o modificaciones en ese mismo orden que se presentan con estos avances tecnológicos. De igual manera se puede ejemplificar lo anterior con los sistemas de defensa, toda vez que el creciente uso de las nuevas técnicas informáticas y el uso de estas tecnologías como formas reconocidas de combate, algunos autores la denominan como “guerra estratégica de la información”.9

 Ahora en la medida en que se van presentando estos adelantos, se puede hablar de una evolución de la sociedad y en donde, en las dos últimas décadas se ha debatido sobre el impacto que en ella han tenido estos progresos y en qué nivel son válidos, hablándose de la existencia de una sociedad global de riesgos y la cual se considera en ese contexto por la característica de transfronterización que se ha referido con anterioridad.

 Es cierto que dichos adelantos revisten ciertos riesgos dentro de la sociedad de la información, no obstante hay que recordar que estos peligros no solo atañen a dicha comunidad, sino a toda población. Es decir por ejemplo, todo individuo en menor o mayor medida sin importar el país, cultura, ideología e incluso nivel social, corre el riesgo de ser asesinado, robado, defraudado, en fin sufrir cualquier daño a su esfera jurídica y ahora bien, si enfocamos este punto a las TIC de la misma forma mucha población mundial corre el peligro de ser víctima de un delito informático y no solamente aquellos íntimamente vinculados con los sistemas y medios de esa índole.

 Recordando un poco la teoría de la Imputación Objetiva los mismos avances y desarrollo de la sociedad son los que van a determinar los riesgos permitidos en ella, en consecuencia en la medida en que ésta sea más compleja, mayores van a ser los riesgos dentro de ella. Así esta última es la que va a establecer qué riesgos están permitidos y cuáles no (en donde los avances tecnológicos sólo representan una parte de éstos).

 Por otro lado la interrelación entre los sistemas informáticos y los de telecomunicación conocida como telemática, hace que no exista ningún obstáculo para obtener, procesar y transmitir la información de manera más sencilla, propiciando una descentralización de la información. Este vínculo se refleja en la existencia de intereses y bienes jurídicamente protegidos idénticos por parte de los Estados.

En consecuencia cada Estado y organismos internacionales han buscado dar respuesta a los conflictos que se han ido presentando, es por ello que doctrinalmente se han planteado tres líneas de respuesta a éstos: La teoría de la ley de la información, La teoría de la sociedad de riesgos y la necesidad de una armonización legal internacional.10

 La Teoría de la Ley de la Información en la cual Sieber se refiere a la información como un nuevo bien económico y el cual aumenta su significado con las nuevas tecnologías, al mismo tiempo que es un factor activo que causa cambios con el uso de datos sin intervención humana. Asimismo señala que la protección a ésta debe abarcar tanto la reflejada en los bienes materiales e inmateriales de los propietarios de la información y de los poseedores de la misma. Si nos referimos a la defensa que considera la sociedad global del riesgo y de la información, involucra cuestiones de propiedad intelectual, intimidad de los usuarios y el derecho de acceso a la información.

 En este orden de ideas Rovira del Canto define a la sociedad global del riesgo y de la información como “conjunto de normas penales reguladoras de los ilícitos vinculados a los riesgos derivados del uso de los medios informáticos y telemáticos, los datos y la información en sí misma”.11

 En nuestra opinión todo acto delictivo y no solamente aquéllos relacionados con el uso de los medios informáticos y telemáticos, está vinculado a un riesgo por ejemplo, si una persona sale caminando a altas horas de la noche en un lugar en donde no haya mucha luz, el riesgo de sufrir un robo es muy alto; no obstante también existe ese riesgo (aún cuando sea menor) al transitar por cualquier calle si ésta se encuentra solitaria, sin importar que sea el medio día. Entonces hablar de una sociedad que se distinga por las normas que regulan los actos delictivos vinculados a un riesgo no es requisito suficiente para estigmatizar de determinada forma a dicha comunidad, el uso de los medios informáticos y telemáticos es simplemente una característica si se le quiere ver así, de la misma población y no un factor exclusivo de cierto núcleo.

 Por otro lado Sieber estima un pre requisito esencial de un sistema de libertad económica y política, el libre acceso total a la información y el flujo no restringido a esta última, sin embargo como lo veremos más adelante uno de los móviles que guían la ética de la delincuencia informática, es la ideología de que la toda la información debe ser libre y sin restricción alguna entonces, ¿qué tan amplia debe ser esta tolerancia?

En ese contexto diferimos por completo de lo anterior, toda vez que la libertad de la información y su restricción, son aspectos muy vulnerables y que pueden afectar desde cosas tan básicas como los derechos fundamentales, hasta bienes de índole económico, de propiedad industrial, patrimonial, entre otros. El otorgar acceso total a la información permite inevitablemente, el abuso sobre el contenido de la información y sobre ésta misma, por lo que dicha autonomía de acceso no debe ser total.

Asimismo esta libertad económica y política con la de acceso a la información si bien es cierto en especial la segunda de ellas, están íntimamente relacionadas entre sí, no es menos cierto que razones de seguridad personal y si vamos más lejos de seguridad nacional, este acceso no puede ser pleno y sin restricciones; es decir por ejemplo, si cualquier persona ejerciendo su derecho a la información plena afecta o interfiere en los derechos de otra persona sobre su cuenta bancaria o en sus derechos de autor o más aún proporciona cierta información a otra Nación y eso ocasiona un ataque en contra de un país, ese completo y sin restricciones acceso, podría ocasionar un daño mucho mayor en los ámbitos económico, político y social de un Estado, que la imposición de algunas limitaciones al libre ingreso a determinada información.

Esta teoría de la ley de la información nos habla también sobre que todo Estado debe contar con una legislación teniendo en cuenta la evolución que se vaya presentando en el descubrimiento de la cibernética y en la ciencia informática.

Esto significa que si en los demás rubros cubiertos por las legislaciones, como los aspectos patrimoniales o la delincuencia organizada por citar algunos necesitan de una constante dinámica en su estructuración, aquéllos relacionados con la protección a la información y todo lo vinculado con ella, requiere de la misma o mayor agilidad.

 De la misma forma que en los ilícitos tradicionales, tiene que existir un dinamismo en la legislación de cada país. Esto es que se debe adaptar a la evolución y realidades sociales que se vayan presentando en la sociedad, las reformas que se presenten en las TIC también deben ser consideradas dentro de la regulación que de ellas tenga cada Estado. Definitivamente que los cambios en el mundo de la tecnología, informática y telemática son enormes y constantes, por lo que las leyes de los países no se puede quedar atrás.

 Gabriel Andrés Cámpoli por su parte opina en su libro Los Delitos informáticos en la legislación mexicana que sería inexacto hablar de una sociedad de información siendo que simplemente es un fenómeno momentáneo en el que debido a las capacidades de los nuevos sistemas informáticos la misma se ha vuelto la principal herramienta de control social.12

 Sin embargo nos encontramos en desacuerdo con el criterio de Gabriel Cámpoli, toda vez que se puede observar cómo a nivel mundial la tecnología se ha expandido al ámbito de todas las ciencias y actividades por más simples que éstas sean; así como el que no es algo que vaya a ser momentáneo sino que va ir aumentando cada vez más.

 Muestra de ello es que en fecha 26 de febrero de este 2009 el Instituto Electoral del Distrito Federal, presentó ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación los detalles acerca de un proyecto sobre la instalación de una urna electrónica en unas casillas especiales que se utilizarían por primera vez en los comicios del próximo 5 de julio.13

 Por otra parte de igual manera esta tecnología es utilizada para nuevas formas delictivas, es por ello que la globalización de la protección de estos avances, tanto al acceso a la información como a la intimidad de los propietarios de la misma e incluso la propiedad intelectual sobre ella, haga indispensable su defensa para reducir al máximo los riesgos que implican su constante devenir.

Ahora y en esto coincidimos con el jurista anteriormente mencionado, más que nuevos ilícitos son nuevas las modalidades de estos actos delictivos y cuya ignorancia tanto de las formas, modus operandi, alcances y efectos, trae como consecuencia una confusión en el encuadramiento de los tipos penales y producen como consecuencia impunidad de sus conductas.

 En efecto los cambios tecnológicos que se presentan hoy en día, no bastan para modificar los valores sociales, culturales, económicos, laborales determinados en cada sociedad desde sus orígenes, lo que se traduce en que la legislación vigente es útil para el combate a estas conductas delictivas; no obstante hay que saber cómo hacerla válida y es en donde existen múltiples conflictos que implican su creación, interpretación y aplicación.

 Ahora por lo que hace a la teoría de la sociedad de riesgos, esto se refiere a los peligros que están relacionados con el uso de los medios informáticos y telemáticos. Es decir que debido a los constantes adelantos en las TIC, aumentan los riesgos existentes en el uso de estos últimos pudiendo resultar lesionados tanto bienes jurídicos de esta sociedad de la información, como los tradicionales y es por ello que se habla de una sociedad del riesgo.

 Sobre este particular ya se ha manifestado precedentemente nuestra opinión en la cual, se considera que no se puede mencionar que los riesgos existentes por el uso de estos medios en constante evolución ocasionan un incremento de ellos, sino que más bien de la misma forma que otras lesiones que se pueden sufrir como el robo, el fraude, el homicidio, es el mismo accionar del hombre el que representa ese incremento en el riesgo. Con las TIC simplemente cambia el modo en que se pueden afectar tanto los bienes jurídicos tradicionales como aquéllos que sí son exclusivos de éstas como son los datos.

 Por último respecto a la necesidad de una armonización legal internacional sin duda es un ámbito que causa gran discusión y opiniones, tanto de expertos en el tema como de aquéllos que no se encuentran con pleno conocimiento al respecto. Cada país se ha visto en la necesidad de instruir a su población sobre los delitos informáticos, la forma en que se pueden cometer, así como sus alcances y por tanto su prevención. En nuestro país todavía existe gran confusión dentro de lo que implica un delito informático, quiénes lo pueden cometer y sus alcances, y en consecuencia la vulnerabilidad ante las nuevas tecnologías y su mal uso es muy amplia.

 En la reciente reforma al sistema de justicia penal de México se omitió considerar lo relativo a la unificación en la legislación nacional; esto es en la actualidad existen 33 códigos penales sustantivos (uno federal, otro del Distrito Federal y los 31 de los Estados de la República) y un número similar de códigos penales adjetivos en donde cada entidad federativa en un supuesto uso de su soberanía regula a su manera las conductas que considera ilícitas y la forma en que debe hacerlo. Esto representa un grave problema de creación de normas, interpretación y por ende de su aplicación a nivel nacional.

 Si en los delitos tradicionales esto genera la existencia de gran confusión al momento de la particularización de la norma creando conflictos competenciales, jurisdiccionales e interpretativos, por lo que hace a los delitos informáticos es más delicado ya que lo que puede ser delito para una entidad federativa, para la otra no lo es o se considera de manera diferente o sencillamente no se contempla en la legislación estatal.

 Ahora si llevamos este mismo conflicto a nivel internacional la situación se torna un poco más compleja, puesto que para la existencia de una conjunción legal a nivel internacional se hace indispensable que haya un criterio fijo y homogéneo en cada Nación para después poder intentar la unificación legal entre cada país.

 Esta armonización entre las legislaciones resulta bastante complicada, en razón a que para la imposición de los tipos penales se ven cuestiones subjetivas y axiológicas de cada Estado. La escala de valores para cada sociedad es distinta, por ejemplo la cultura árabe considera que la pena debe servir como ejemplo para los demás e inhibir la repetición de esas conductas y, en ese tenor les cortan las manos a los ladrones (la Ley del Talión); mientras que para la cultura occidental esa no es la forma de sancionar el robo sino que pretenden reinsertar al individuo por medio de la prisión.

 De igual forma respecto a los delitos informáticos, por ejemplo la piratería en España, el bajar música y videos de Internet es considerado delito, al igual que en otros países como en gran parte de Sudamérica, mientras que en México se requiere animus furandi, es decir, ánimo de lucro. Obviamente eso dificulta que se homologue la legislación internacional, no obstante no resulta imposible esta última ya que los bienes jurídicos acreedores de una protección penal para la mayoría de las Naciones son los mismos. Aún cuando de momento exista un poco de disparidad en la contemplación de estas conductas ilícitas y lo cual conduce a la existencia de un grupo de organizaciones que tienden a la regulación y resolución de conflictos entre sus integrantes, como por ejemplo en los casos de propiedad intelectual lo es la OMPI.

 Una sociedad global del riesgo y de la información. Nuestra opinión analizando este concepto, mencionando en primer lugar por lo que hace al término “sociedad global”, si se atiende a la visión de Niklas Luhmann14en la cual a través de su teoría de sistemas, que permite la conceptualización de la existencia de varias sociedades que se relacionan entre sí e integran a una sociedad en general. Hablar de una comunidad global a nivel mundial implica que dentro de la población de cada país se encuentra una sociedad global del riesgo y de la información que se relacionaría con los demás subsistemas de esa sociedad, y que a su vez, obedecería a las características de la población de cada país.

 Por otro lado desde la perspectiva de Günther Jakobs,15 sí se concibe la existencia de una sociedad y por tanto es posible concebir la existencia de esta última de manera universal, es decir de forma global. Sin embargo más que especificar que ésta es de carácter generalizado, sencillamente con argüir que se está dentro de esta comunidad por el simple uso cotidiano de las TIC se refiere a esta globalización.

 No obstante el hecho de que no todos los individuos dentro de la población de cada país tienen acceso a esta tecnología, no significa que quedan fuera de tal sociedad sino que sencillamente, aún cuando no comparten esa característica de todas formas pertenecen a la misma comunidad. Muestra de ello está en los indígenas chiapanecos y nosotros que si bien es cierto, mientras ellos no tienen la facilidad de gozar con las TIC y nosotros sí, ambas partes pertenecemos a la sociedad mexicana.

 Ahora por lo que hace a las palabras “del riesgo” esto y como se ha mencionado con prelación, si bien es cierto el incremento del uso de los avances en la tecnología y la información en cada uno de los aspectos de la vida cotidiana del hombre, efectivamente se traduce en un incremento en el riesgo que implica su uso, sin embargo dicho aumento no es exclusivo de los sistemas informáticos y telemáticos, sino de todos los rubros de la actividad humana como el robo, el homicidio, el secuestro.

 En ese contexto el crecimiento del peligro existente no está en el uso de las TIC, sino en la acción del hombre que puede hacer mal uso de ellas. Muestra de ello son los índices delictuales en cada país empezando por México.

 Ahora bien el pretender llamarla “global del riesgo” por ser un fenómeno que puede afectar a toda la población en cada país, así como el poner en riesgo a todo usuario de los medios informáticos. No nos parece que sean argumentos plenamente válidos para “estigmatizarla” de esa forma, ya que respecto a cualquier otra conducta ilícita se podría decir lo mismo como el homicidio, delitos ambientales, robo, entre otros.

 El riesgo por estos delitos de la misma forma pone en gran peligro a la población y más en estos últimos años, en que han aumentado los índices delictivos de todo el mundo. En consecuencia el riesgo en forma global para la población mundial es en todos los delitos y no solamente para los usuarios de los sistemas informáticos y telemáticos, por lo que no procede tratar de diferenciar entre cada sociedad aún cuando hasta para la comisión de los delitos tradicionales se haga uso de la tecnología.

 Por último la frase “y de la información”, nuevamente reiteramos que es cierto que todas las comunidades en el planeta en mayor o menor medida se encuentran profundamente inmiscuidas en todos los avances tecnológicos, pero es precisamente por eso que no se puede reservar el término para los usuarios de los medios informáticos cuando estos últimos se han expandido a cada ámbito de la vida del hombre y a casi toda la población mundial.

 De lo anteriormente expuesto se puede concluir que, más que esta sociedad de la información como se le ha identificado hasta hace unos años o de una sociedad global de riesgos y de la información como se le llama en nuestros días, sencillamente se está en presencia de la misma sociedad pero simplemente se han ido expandiendo las tecnologías de la información y la comunicación hasta llegar a ser parte de todo ámbito de la vida cotidiana del hombre. Como lo comentamos con antelación, no es algo que vaya a ser momentáneo sino que cada vez su incremento va a ser mayor y es por ello que se habla de una masificación.

 Esto es nuevamente aludiendo a la teoría de sistemas de Niklas Luhmann, las TIC son un subsistema que se relaciona con otros como el Derecho, la Educación, la Medicina, el Arte, etc., a través de la comunicación. Pero que todos éstos forman parte de un sistema que es la sociedad de una Nación y que, al mismo tiempo, ésta integraría otro sistema más grande que es la sociedad mundial.

 O bien, si lo queremos enfocar a la perspectiva de Günther Jakobs, las tecnologías de la información son un conjunto o sistema que conforma a una sociedad en este caso, la sociedad mundial.

 En otras palabras y una vez que se ha desarrollado este apartado durante el cual se han hecho diversos planteamientos por último sólo diremos que, para nosotros no estamos ni ante una sociedad de la información ni en presencia de una sociedad global del riesgo y de la información, sino que solamente se halla ante una característica de esta sociedad mundial, que conforma parte del desarrollo de la civilización que es la tecnología y que abarca tanto a los medios informáticos como a los electrónicos; en consecuencia, se le podría llamar si se le quiere designar de una manera como “sociedad de tecnología” por ser la primera la que hace uso de estos avances y no “de la tecnología” como si su empleo fuese lo que determinare la integración a la primera.

______________________________________________________

1 Segundo Navegador para visualizar páginas Web y antecesor del World Wide Web (WWW).

 2Rovira del Canto, Enrique, Delincuencia Informática y Fraudes Informáticos, Editorial Comares. pp 7 y 8.

 3 Empresa productora de software.

 4 ¿características de una sociedad o de la información? Una sociedad se puede definir como una reunión de varias personas sometidas a la misma regla o aquella formada para lograr un fin común; mientras que, por otro lado, la información se refiere al resultado derivado del tratamiento que se le da a unos datos. Al denominarla sociedad de la información, se hace referencia a que ese fin o regla, es la información; en ese orden de ideas, las peculiaridades referidas como las que identifican a una sociedad de la información, más bien aluden a los distintivos que ésta presenta en la actualidad y el uso que se le da a ella, pero no a que ésta sea la que identifica a la primera. Ver Trejo Delarbre, Raúl, Vivir en la Sociedad de la Información. Orden global y dimensiones locales en el universo digitalEN: Revista Iberoamericana de Ciencia, Tecnología, Sociedad e Innovación, Número 1

 5Cámpoli, Gabriel Andrés, Los Delitos informáticos en la legislación mexicana, INACIPE, pp 22 a 24.

6Íbid, p 27.

7México considera que la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información es una oportunidad única para llegar a una visión común en lo que concierne a la forma de eliminar la brecha digital y crear una sociedad de la información más justa y menos desigual, por lo que se ha sumado a la iniciativa de la Organización de las Naciones Unidas y de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), para realizar esta cumbre. La sociedad de la información entraña cambios fundamentales en todos los aspectos de la vida humana, a través de la difusión de conocimientos; por lo tanto, el resultado de esta cumbre se enfoca a un propósito, que es alcanzar el bienestar social, económico y cultural, traducido en una mejoría de la calidad de vida para los habitantes de nuestro planeta. Una estrategia justa y equitativa para la sociedad de la información debe estar basada en los derechos humanos fundamentales, en la que los medios de comunicación deben crear oportunidades para que la sociedad pueda participar en la construcción de su propio desarrollo. Es cierto que la sociedad mexicana cada vez está más adentrada dentro de los avances que presenta la tecnología e incluso más apegada al uso de ésta para producir, transmitir y difundir la información, no obstante, la distancia existente entre la realidad actual de la población de nuestro país respecto a la concepción y formalización de una sociedad de la información y su conformación que permita su defensa a nivel internacional, es todavía algo distante. Ver MEXICO EN LA CUMBRE MUNDIAL DE LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN ¿SIN SOCIEDAD Y SIN INFORMACIÓN? http://www.cudi.edu.mx/gobernanza/cumbre_mundial.pdf -. Casa del Tiempo, San Miguel Chapultepec, 19 de abril de 2005

8 Rovira del Canto, op cti, nota 2, p 14.

9Ibid, pp 16 y 17

10Ibid, pp 39 – 52.

11Ibid, p 55.

 12 Fenómeno (del griego: “apariencia”εμφάνιση, en plural: phenomena εμφανίσεις) es el aspecto que las cosas frecen ante nuestros sentidos; el primer contacto que tenemos con las cosas, lo que denominamos experiencia. El filósofo Emmanuel Kant llamó noúmeno. El término fenómeno tiene un sentido especial en la filosofía de Kant, al poner en contraposición el concepto de fenómeno con el de noúmeno. Los fenómenos constituyen el mundo tal como lo percibimos, en oposición al mundo tal como existe independientemente de nuestra experiencia, a lo que Kant llama «la cosa en sí misma» (Das Ding an sich). Según Kant, el ser humano no puede conocer las cosas-en-sí-mismas, sino solamente las cosas tal como las percibe o experimenta. Por lo tanto, la tarea de la Filosofía consiste en tratar de comprender el propio proceso de la experiencia. Ahora bien, los delitos informáticos no son algo de lo cual sean tal como los percibimos, sino como son en sí mismos, además algo momentáneo no hubiese crecido como lo ha hecho ni tampoco iría en aumento como se ha visto que hoy en día lo está la tecnología y el uso de los medios informáticos, muestra de ello, es el Internet. Ver Cámpoli, op cit, nota 5, p 27.

13Presenta IEDF a tribunal proyecto de urna electrónica. En: La Crónica. Edición Vespertina. Ciudad. [26 febrero 2009], p 4.

14Luhmann cambia por completo la forma de comprender a la sociedad. Deja totalmente de lado la idea de una sociedad compuesta por hombres, proponiendo a la sociedad como el nivel emergente en el cual se reproducen las comunicaciones sociales. A fines de la década de 1970, Luhmann se topa con el concepto biológico de autopoiesis originado por los científicos Humberto Maturana y Francisco Varela. Basándose en él, propone la idea de que los sistemas sociales son sistemas clausurados operativamente producidos de forma autopoiética, lo cual es un resultado evolutivo de la comunicación social. Cfr. Luhmann, Niklas, Los Sistemas comprenden a los sistemas En: Teoría de la sociedad y la pedagogía, Ed. Paidós. pp 93 a 135.

15Cfr. Jakobs, Günther, La Imputación Objetiva en Derecho Penal, sf, Angel Editor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s